Entre la llamada “educación formal” y los distintos niveles de procesos pedagógicos que se desarrollan desde varias dimensiones e instituciones se encuentran todo un abanico de discusiones sobre la razón de la educación, el fin de los estudios técnicos y tecnológicos en contraste con los universitarios, la importancia de los conocimientos prácticos, la relación entre vida laboral y salarial versus costos de los estudios, entre otras discusiones. Los cursos virtuales del proyecto “Comunidades Culturales para la Paz” de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte no pretenden zanjar ni hacer parte de esta discusión, ni se entienden como un aporte —ni complemento— a los procesos educativos formales, pero sí buscan abrir campos de aprendizaje y trabajo desde los conocimientos que las mismas comunidades tienen sobre diversos temas. 

Cuando hablamos de tener conocimientos no lo entendemos como algo estático sobre el papel, más bien queremos mostrar que son comunidades que están todo el tiempo aprendiendo y enseñando en medio del consenso y el disenso como potencias creativas en las comunidades. En este sentido, estos cursos son una instantánea de este proceso de creación y aprendizaje y, de este modo, permiten que quienes toman estos cursos no solo cuenten con nuevas herramientas para el trabajo en comunidad, sino que se involucren en nuevas redes de trabajo y colaboración en distintos temas y lugares de la ciudad. 

Es así como a partir de diálogos y reflexiones sobre la convivencia, la apropiación del espacio público, el respeto a la diferencia y la construcción del tejido social para la vida en estos módulos se comparten orientaciones que pretenden brindar fortalecimiento a iniciativas locales y liderazgos artísticos y culturales a través del intercambio y construcción de metodologías de intervención comunitaria.

Esperamos que estos cursos abran muchas posibilidades de trabajo a muchas experiencias e iniciativas de la ciudad, así como que se conviertan en una plataforma de intercambio de prácticas y así ir construyendo, entre todos, saberes populares para la construcción de comunidad y el fortalecimiento de iniciativas locales. 

Encontrar una sonrisa al subir las escaleras del edificio, escuchar una frase de buenos días, caminar juntos los andenes del barrio se convierte en algo inesperadamente valioso, las relaciones sociales se tejen en los espacios que se habitan y conforman la esencia de lo que puede llegar a ser un buen lugar para vivir.

Dentro de esta serie de actividades se apuesta por: imaginar, diseñar y poner en marcha colectivamente un Plan Estratégico Comunitario que se convierte en una acción trascendental, en la medida que promueve en los habitantes de las urbanizaciones la disposición de compartir tiempo e ideas de acciones autónomas y fácilmente realizables, que abran paso a una  cotidianidad colmada de afectos y empatía.

Conozca diversas experiencias y maneras de realizar recorridos culturales, entendiendo éstos como dispositivos de gestión cultural ampliamente utilizados en el mundo actual, que sirven al objetivo de mostrar un territorio y las expresiones culturales de las comunidades que lo habitan.

Explore el trabajo comunitario a través del fútbol como herramienta de transformación social y construcción de paz, encontrando información en temas como recreación, juego, deporte y barrismo social en contextos comunitarios.

Encuentre información para mejorar experiencias y proyectos comunitarios basados en la gestión y/o creación de espacios para el intercambio con la comunidad a través de la cultura, las artes y el deporte.

Reflexione sobre el poder transformador del liderazgo comunitario para la apropiación artístico-cultural del espacio público. Reconozca los conceptos en torno al liderazgo y las transformaciones sociales, culturales, territoriales y simbólicas.